Cómo cargar una batería de coche: Todo lo que debes que saber

La batería del vehículo es uno de los elementos más importantes para que todo funcione correctamente. Gracias a esta podemos desde arrancar el motor hasta poner en funcionamiento cualquier componente eléctrico. Sin embargo, también es una de las principales causas a la hora de sufrir una avería en el coche, normalmente por un mal mantenimiento que depende de múltiples factores.

Por eso, nunca está de más saber cómo se carga la batería de nuestro coche, una tarea que puede parecer sencilla en un primer momento, pero que requiere de algunos consejos.

La duración media de una batería puede estar entre los 3 y los 5 años aproximadamente, lo cual puede variar dependiendo de las veces que hagamos uso del coche, la temperatura o el clima y el mantenimiento que hagamos de la batería.

Además, debes de tener en cuenta que cada batería tiene una duración diferente según el fabricante. Si ha llegado ese día en el que tu coche no arranca es el momento de recargar la batería… ¿Pero qué opciones tenemos?

¿Cómo cargar la batería del coche?

Para cargar la batería de nuestro coche tenemos tres opciones: la primera y la más obvia es contactar con nuestro seguro para recibir la ayuda de un profesional. Otra posibilidad es conectar las pinzas a otro coche para cargar la batería o, en su defecto, contar con un cargador de baterías de coche.

Cualquiera de estas opciones es válida y, dependiendo de nuestras necesidades, o la prisa que tengamos, elegiremos la que se adapte mejor a nuestro caso.

Pinzas y un coche cargado

Una de las opciones más comunes es la de contar con la ayuda de otro coche y unas pinzas tal y como te contamos aquí para recargar nuestra batería rápidamente. Para ello necesitamos, obviamente, la ayuda de otro coche con la batería cargada y un juego de cable con pinzas para conectar nuestra batería descargada a la batería contraria.

Un cargador de baterías

Si disponemos de un cargador de baterías como los que puedes encontrar aquí, el proceso sería muy parecido al que os acabamos de contar utilizando otro vehículo, solo que en este caso tendremos que conectar el coche descargado al cargador de baterías.

El precio de esta herramienta puede rondar entre los 30 y los 120 euros aproximadamente, cuanto más pequeños y ligeros, más caros serán. Resultan una buena solución cuando no dispongamos de la ayuda de otro coche.

En el caso de que no tengas un cargador de baterías ni otro coche con la batería cargada a tu alcance podemos probar con otras técnicas más rudimentarias, como la de empujar tu vehículo para arrancarlo en movimiento.

Si finalmente optas por esta opción recuerda que antes debes apagar todos los accesorios y componentes eléctricos del vehículo, además de elegir una zona cuesta abajo para ahorrarnos algo de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *