¿Qué diferencias hay entre un coche de stock y coche de Km 0?

La compra de un coche nuevo es siempre un proceso complicado, no solo por el desembolso económico que supone, sino por todos los trámites y tecnicismos que aparecen en el camino. Hoy vamos a aclarar una parte muy importante de ellos, las diferencias que existen entre los coches de stock y los coches Km 0.

Lo primero que hay que aclarar es que las dos modalidades sobre las que hablaremos hoy se refieren a vehículos que tienen un kilometraje tan bajo que nos obligan a considerar que también son vehículos a estrenar.

Las diferencias entre coche de stock y coche de Km 0

Coche de stock

Los concesionarios sirven para dar salida a los múltiples coches que salen todos los días de las fábricas, por lo que las marcas “obligan” de alguna manera a las concesiones para que se queden con coches que aun no tienen dueño.

Estos modelos suelen tener las configuraciones más demandadas por los clientes y un precio algo más bajo que permita a los concesionarios a ofrecer un precio más atractivo y también obtener un margen de beneficio algo superior.

Para los clientes esto se traduce en modelos menos personalizables, puesto que evidentemente resulta imposible cambiar elementos como el motor o la pintura una vez el coche abandona la línea de montaje, pero que tienen un menor tiempo de entrega y sobre todo un precio algo más bajo.

Estos coches también se matriculan por primera vez para el cliente, puesto que no han llegado a circular al estar en las instalaciones del concesionario e igualmente su kilometraje es a efectos prácticos inexistente.

Coches de Km 0

Quizás la opción más interesante y a veces la más incomprendida al ser equiparada con los coches de ocasión.

En estos casos los vehículos se matriculan antes de que tengan un comprador, por lo que cuando pasan a un cliente han de cambiar de titular y técnicamente son de segunda mano, cuando apenas han recorrido kilómetros y en muchos casos no han llegado a salir del concesionario.

Como es lógico, estos modelos empiezan a ser un problema para los concesionarios por lo que reducen su precio para facilitar la salida, lo que evidentemente beneficia al cliente que de nuevo tiene que asumir que no podrá configurar a su gusto el vehículo que está comprando.

Y ti, ¿cual es la oferta que más te interesa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *