¿Te sientas correctamente en el coche para conducir?

Conducir bien Yonder

La posición del asiento, la distancia al volante, la ubicación del reposacabezas y la orientación de los retrovisores son solo algunos de los puntos que debemos tener claros y bien ajustados antes de emprender la marcha, y hoy los vamos a repasar.

Distancia respecto al volante

Como en todos los parámetros que vamos a ver, la distancia del asiento con respecto al volante no tiene una norma escrita y depende de la morfología de cada conductor. Lo ideal es que los brazos queden semiflexionados al mismo tiempo que llegamos a pisar a fondo los pedales sin tener que estirar por completo las piernas.

La postura debe ser natural y cómoda. Mantener una postura flexible es fundamental a la hora de mitigar las lesiones sufridas en accidente de tráfico. Evitando las posturas en las que los miembros estén estirados prevenimos fracturas, por eso es tan importante no sentarse lejos del volante.

Posición del volante

Para complementar la correcta posición de la banqueta, la regulación de la columna de dirección también nos ayuda conseguir la postura perfecta. Muchos coches ya cuentan con regulación del volante en altura y profundidad.

La posición del volante tiene que ser natural, debe quedar a la distancia de las muñecas y nunca debe ni tapar la visión del cuadro de mandos, ni demasiado bajo donde las piernas choquen con él, ni que nos obligue a hacer movimientos extraños con los brazos a la hora de maniobrar.

Reposacabezas

La ubicación del reposacabezas siempre debe ser la siguiente: la parte superior debe quedar como poco a la altura de la parte superior de la cabeza del conductor, y si puede ser un poco más elevado aún, mejor.

Esto es así porque en caso de colisión los cuerpos, sometidos a las fuerzas físicas, tienden a rebotar, subiendo respecto al asiento por lo que debemos evitar llevar el reposacabezas demasiado bajo para impedir la hiperextensión cervical.

Retrovisores

Una vez que ya está colocado el asiento hay que orientar los retrovisores. Su colocación debe permitirnos un campo de visión óptimo de nuestro entorno sin tener que hacer movimientos raros con el cuerpo.

Los retrovisores laterales tienen que ofrecer un enfoque adecuado, cuanto más alejado mejor y que en su parte interior se vea una parte mínima del vehículo, la suficiente para contar con la referencia visual.

Cinturón de seguridad

Falta lo más importante: abrocharse el cinturón de seguridad. Éste siempre debe estar bien ceñido al cuerpo, plano contra el cuerpo y sin tener dobleces que puedan lacerar en caso de accidente.

La banda diagonal debe cruzar el torso del centro de la clavícula hacia el centro del pecho. Un pequeño tirón hacia arriba, a la altura de la hebilla, es suficiente para asegurarnos que la banda horizontal también quede bien ceñida. Es recomendable quitarnos el abrigo para conducir, así evitaremos la pérdida de eficacia del cinturón por culpa de llevar prendas demasiado voluminosas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *