Prueba: Kia cee’d 1.4 CVVT 100cv Tech, polivalencia a buen precio

Kia cee'd 1.4 CVVT 100cv Tech,

El cee’d ha tenido una actualización hace poco, se ha centrado en detalles y en poner al día la mecánica, con motores más ajustados. En gasolina tenemos dos versiones de gasolina de 100 cv, nuestro 1.4 de 100 cv y 4 cilindros y el nuevo 3 cilindros de 1.0 litros con sello EcoDynamics y tecnología GDi.

Con un precio más asequible este 1.4 CVVT está más recomendado para carretera, sin sistema de calado automático (opcional) y con un precio que hay que analizar tras el bestial descuento de Kia en su compra, más 7 años de garantía… para pensarlo en verdad.

Este motor que tiene pinta de desaparecer ante la llegada del nuevo, tiene un andar suave, muy válido con el par máximo más arriba y algo menos contundente, pero con buenos consumos y prestaciones aunque cuesta algo más sacarlas.

Sobre el papel el motor de 3 cilindros parece más atractivo, pero sin descuentos son 600 euros más y con ellos unos 1.000.

Polivalente con gran relación precio/equipamiento

En la actualización de hace pocas semanas, el nuevo cee’d ha mejorado en sus calidades interiores, pero sobre todo en el filtrado de ruidos y de vibraciones, haciéndolo ser un coche más confortable. También el equipamiento se ha puesto al día, con alguna opción más y una nueva generación de sistemas de entretenimiento y comunicación.

Motor revisado, pero de potencia repetida.

Este motor 1.4 de 4 cilindros se ha mantenido en la gama a pesar de haberse incorporado el nuevo GDI de 3 cilindros con la misma potencia. Además de ha optimizado para la norma Euro6 y realmente ofrece unos consumos dignos de comentar.

Su andar es bueno, si bien hay que mantenerlo algo altito de vueltas si queremos brillantez. Arriba de vueltas se tiene una buena potencia, para un trato deportivo digno, pero es ya donde los consumos comienzan a estropearse. Si queremos priorizar los buenos consumos hay que mantenerse en esa zona baja del cuentavueltas con menos “chicha” disponible.

La potencia máxima es de 100 cv que los entrega a 6.000 vueltas, con el par máximo a 4.000, de tan sólo 134 Nm. Estas cifras corroboran lo comentado antes.

El cambio es de 6 marchas, con desarrollo final ligeramente alargado, 34 km/h (1.000 rpm), eso le hace alcanzar la velocidad máxima a casi 5.400 rpm, en sexta o en quinta en ligero sobre-régimen.

Los esquemas de suspensión son los típicos de estos coches, con McPherson delante y paralelogramo deformable atrás, con estabilizadora delantera y trasera. El taraje de la misma es tirando a blando, o sea algo más balanceado hacia el confort.

Conducción tradicional.

Nada ha cambiado respecto al cee’d anterior tras el volante, un coche de conducción tradicional, con un cambio de 6 marchas y una instrumentación en la que preside el velocímetro con un display monocromo sencillo interior en el que tenemos distintas presentaciones. El reloj derecho está ampliamente dedicado en exclusiva al nivel de combustible.

Para las maniobras tenemos de serie en este “Tech” la cámara de visión trasera con guias de ayuda pero fijas.

Volante en piel con profusión de mandos para manejar con los pulgares. En la consola central tenemos de serie el navegador con pantalla táctil, con fácil manero pues  hay muchos accesos directos y los botones dentro de los menús del display son grandecitos. Entre ellos está la radio que no tiene presintonías directas fuera de la pantalla.

En marcha tenemos un motor poco contundente hasta las casi 4.000 vueltas, aunque desde 2.000 ya es perfectamente utilizable, hasta las 6.000, es elástico en este sentido al ser muy progresivo. Admite una conducción tranquila, pero sin brillantez si no manejamos el cambio.

El pedalier está muy bien, con buen apoyo del pié izquierdo y acelerador de barra.

Prestaciones y consumos:

La brillantez de este motor de 100 cv se la tenemos que dar nosotros no dejándolo caer de vueltas, haciendo bien las cosas es un coche que aprueba en aceleración sin mucha carga (12,7 segundos de 0 a 100 km/h) y tiene una punta esperada por su potencia (182 km/h). En recuperaciones flojea más y no debemos hundir el pedal en marchas largas.

En cuanto a los consumos sus mejores cifras las obtendremos como es siempre normal en la parte baja del cuentavueltas, pero claro, aquí no hay “guasa”. En autopista anduvimos en nuestras mediciones alrededor de 7. En las curvas un poco más, 7,2, a un ritmo simplemente ligero, algo más en ciudad, cerca de 8.

Consumos oficiales/reales del Kia cee’d 1.4 CVVT 100cv Tech

Consumo medio: 6,0 l/100 km: No estuvimos demasiado lejos, eso es una buena noticia. La media de nuestra prueba fue de 6,5.

Consumo urbano: 7,8 l/100 km. Aquí casi lo calcamos, lo cual es sorprendente, 7,9. Eso sí, muy buenas condiciones de tráfico.

Consumo extra-urbano: 4,9 l/100 km. Igualmente es una cifra que se puede hacer con el codo en la ventanilla, pero en una conducción más normal podemos llegar a 5,5, tampoco está mal.