La solución para evitar que se empañen las lunas del coche en invierno

luna coche empañada

Las bajas temperaturas, la lluvia y el menor número de horas de luz provoca muchos problemas de visibilidad y si además le sumamos que se empañen las lunas del coche a muchos conductores nos genera una falta de seguridad que no beneficia a la hora de conducir. Te contamos cuál es la solución para evitar que los cristales se empañen y mantener una correcta visibilidad. 

Un truco casero que funciona muy bien es el gel de sílice, esa bolsita que encontramos en infinidad de productos y ropa, que contiene pequeñas bolitas. Su función es absorber la humedad y está comprobado que consigue evitar que se empañen las lunas del coche con el frío.

Pero en el caso de que se empañen los cristales del coche durante la conducción nuestra recomendación es:

  • Utilizar el aire acondicionado caliente
  • Dejar el coche en ralentí durante unos minutos
  • Mantener la temperatura una vez en marcha entre 18 y 20 grados
  • Llevar a cabo un correcto mantenimiento de los filtros del habitáculo

Un buen mantenimiento del vehículo nos pueden solucionar parte del problema ya que incluye revisar las escobillas, el sistema de iluminación (lámparas y focos) y el de la calefacción para asegurarnos una correcta visibilidad.

¿Por qué se empañan las lunas del coche?

El motivo se debe por la diferencia de temperatura que hay entre el exterior y el interior del vehículo por lo que el vapor de agua del ambiente se manifiesta en la luna delantera y los cristales laterales del vehículo.

También te puede interesar

A mi coche le cuesta arrancar en frío, ¿qué hago? Guía básica con soluciones

El vaho se crea cuando el frío es muy intenso y se agrava si además el vehículo duerme en la calle o cuando en el interior del coche hay varios ocupantes dificultado mucho más la visibilidad.

Cómo desempañarlos, ¿Aire frío o aire caliente?

Lo más eficaz para desempañar un cristal es poner la calefacción y el ventilador al máximo y dirigir el aire caliente donde está empañado para compensar el frío exterior.

Si no nos funciona la calefacción podemos utilizar el aire frío pero tardará mucho más en hacer su efecto y si nos encontramos en circulación puede ser un problema grande de visibilidad.

Evitar que se empañen las lunas coche

Para evitar que los cristales vuelvan a empañarse tenemos que mantener una temperatura correcta dentro del habitáculo, siendo 18 o 19 grados para que se note el efecto sobre los cristales empañados.

Lo más importante es saber que con el aire caliente podemos solucionar el problema y para ello tenemos que asegurarnos que la calefacción están en condiciones. Además que no se te olvide que es crucial para el invierno porque en caso de nieve si tienes que permanecer en el vehículo es imprescindible.