Si tu coche pasa largos periodo de tiempo parado te interesa conocer las averías por la falta de uso más comunes y cómo evitarlas

Compártela...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

El paso del tiempo es uno de los factores determinantes por los que un vehículo se deteriora, es más, si lo utilizamos de manera constante todos los elementos que lo componen se desgastan pero ¿sabías que la falta de actividad y estar parado largos periodos de tiempo genera más averías que si lo utilizas a diario?

Con los vehículos pasa lo mismo que con el cuerpo humano, cuando nos escayolan un brazo o una pierna y no la utilizamos durante algún tiempo, luego tenemos que recuperar toda la masa muscular haciendo ejercicio regularmente porque la hemos perdido.

Los vehículos necesitan moverse con cierta frecuencia, tenemos que encenderlos de manera regular para evitar que ciertas piezas se oxiden o deterioren por falta de uso. Así, circula el aceite por el motor, las ruedas no se deforman, el aire acondicionado no se estropea y evitaremos serias averías en el motor.

A continuación te detallamos las averías más frecuentes que puede tener tu vehículo si no lo mueves con frecuencia:

Averías más frecuentes por la falta de uso de un vehículo

  1. Los neumáticos: si vas a dejar el coche parado mucho tiempo corres el riesgo de que se queden planos. Al no usarlos el peso del vehículo deforma los neumáticos. Podemos evitarlo apoyando los neumáticos sobre unas borriquetas o hinchando las ruedas a 1,5 bar más de lo recomendado por el fabricante. De no hacerlo cuando lo vuelvas a coger el coche notarás vibraciones y algunos ruidos en la dirección.
  2. El motor: se tiene que encender una vez al mes aproximadamente porque si lleva mucho tiempo sin girar el aceite se va hacia el cárter dejando secas las paredes de los cilindros hasta oxidarlo y los pistones se quedan pegados.
  3. Aire acondicionado: este sistema necesita un uso continuado tanto en verano como en invierno (una vez al mes) para evitar obstrucciones así, circula el gas y el circuito se mantiene lubricado. De no hacerlo, el compresor, la junta y el filtro se estropea.
  4. Elevalunas eléctrico: este elemento se puede averiar por un uso excesivo o en su defecto por no utilizarlo. Está en la puerta y siempre puede quedar humedad de la lluvia o residuos por lo que si no se usa, se oxida y ya no funciona bien.
  5. Circuito de refrigeración: otra de las partes que salen perjudicadas por la falta de uso. Los coches que se refrigeran por aire no tiene problema pero los que la llevan por agua si. Los propulsores que se refrigeran por agua si pasan unos meses si utilizarse sufren averías muy graves. La bomba de agua puede oxidarse, el termostato puede quedarse pegado por la falta de uso y el radiador puede obstruirse con las partículas que lleva el agua en suspensión.
  6. Bomba de agua, lavaparabrisas y lavafaros: lo más probable es que por la falta de uso el motor que acciona dichas bombas se haya oxidado y no funcionen por eso no echan agua aunque tenga.
  7. Sistema de frenos: usemos o no el vehículo el líquido de frenos se tiene que cambiar cada dos años, el no hacerlo suele ser la principal causa de que se estropee. El éter que contiene el líquido se convierte en agua dando lugar a problemas en los frenos por la ebullición del mismo y en los grupos hidráulicos de los sistemas de ABS que son muy caros.
  8. Fugas de aceite: las gomas, retenes, las juntas, todos los elementos que garantizan la estanqueidad del motor tienen que estar en contacto con el aceite si no se resecan y se agrietan provocando así fugas.

Estas son algunas de las averías que puede tener tu coche como consecuencia de tenerlo parado mucho tiempo pero la causa de las averías en muchas ocasiones es por la falta de mantenimiento. Más allá de lo que puede suponer para el bolsillo estas averías está en riesgo tu seguridad y la del resto de conductores porque la mayoría ocurren en la carretera.

En YonderAuto ofrecemos servicios integrales al conductor, con asistencia personalizada, para que encuentres todos los servicios que necesites y, cómo no, para solucionarte cualquier problema que tengas con tu vehículo.

Sólo tienes que registrarte y se abrirá un mundo de soluciones prácticas para ti y tu automóvil sin ningún coste durante el primer año. Entre las ventajas se encuentra la revisión anual de los 25 puntos de seguridad de tu vehículo

Prueba YonderAuto para que siempre ganes. Haz clic aquí para conocer más ventajas.

 

 

 

Guardar

Compártela...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *