Las sillitas infantiles y el cinturón de seguridad son dos sistemas de retención que te pueden salvar la vida en la carretera

Compártela...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¿Cuántas veces hemos escuchado que el uso de sillitas infantiles y del cinturón de seguridad en los vehículos, reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente? Aunque cueste creérselo hay conductores que todavía no se toman en serio este mensaje y por este motivo la Dirección General de Tráfico continúa haciendo campañas que pretenden influir en aquellos conductores y ocupantes de vehículos que todavía no hacen uso de este dispositivo de seguridad.

Durante esta semana se esperan millones de movilizaciones en todo el país con motivo de las vacaciones de Semana Santa y como nos preocupamos de ti y de los tuyos hoy vamos a hablar de este dispositivo de seguridad que según demostraciones científicas está comprobado que salva vidas.

Sillitas infantiles: Los niños siempre atados y bien atados

Los menores siempre deben viajar correctamente sentados en un Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuado a su talla y peso. Los expertos indican que el 75% de las muertes infantiles y el 90% de los daños graves que se producen en un accidente de tráfico se podrían evitar si los más pequeños viajaran en su correspondiente sillita.

Son obligatorios

El artículo 117 del Reglamento General de Circulación, que regula el uso de los SRI y del cinturón de seguridad, establece que todos los ocupantes menores de altura inferior a 1,35 metros deben utilizar, en todas las plazas del vehículo, un sistema de retención adaptado a su peso y talla:

  1. Siempre en los asientos traseros: los niños que no alcancen los 135 centímetros deberán viajar obligatoriamente en los asientos traseros.
  2. Excepcionalmente, en los asientos delanteros: como excepción podrán ir en los asientos delanteros en las siguientes situaciones:
  • Si el vehículo no dispone de asientos traseros (vehículos biplaza)
  • Si los asientos traseros están ya ocupados por otros menores con sus respectivos SRI.
  • Si resulta imposible instalar todas las sillitas necesarias en los asientos traseros.

 ¿Y si miden más de 1,35 metros?

  • Los menores con una estatura igual o superior a 1,35 metros podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo.
  • No obstante, hasta 1,50 metros es recomendable que los menores sigan utilizando el SRI homologado a su talla y peso.
  • En todos los casos, la banda diagonal ha de pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho, y la horizontal ha de quedar lo más baja posible paralela a los muslos.
  • Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador.

Las sanciones

Llevar a un niño sin su SRI está tipificado como infracción grave, y lleva aparejada una sanción de hasta 200 euros para el conductor responsable de la seguridad del menor. Asimismo, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.

Cinturón de Seguridad:

Nunca debe ponérselo por encima del abdomen, ni retorcido, y mejor sin prendas de abrigos. Los beneficios del cinturón de seguridad son evidentes: impide que el ocupante salga expulsado en caso de impacto distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo para que actúe con total eficacia debe abrocharse correctamente y seguir unas normas muy sencillas.

Seis reglas de oro para un uso correcto del Cinturón de Seguridad

  1. Banda diagonal: La banda diagonal debe pasar por el centro de la clavícula (entre el hombro y el cuello) y la horizontal por debajo del abdomen.
  2. Nunca retorcido: Compruebe, una vez abrochado, que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido. Si está retorcido, sujetará peor el peso del cuerpo, y si está pegado al cuello, puede originar cortes o quemaduras en caso de accidente. Bajo el brazo origina un desplazamiento descontrolado de la parte superior del cuerpo.
  3. Sin holguras: una vez colocadas las bandas, se recomienda que se tire un poco hacia arriba de la diagonal para evitar holguras.
  4. Abrigos: no deben utilizarse pinzas o prendas demasiado voluminosas, como abrigos. Tampoco poner nada debajo del cinturón, como cojines o almohadones, con el fin de ir más cómodo.
  5. Asiento: además, se debe tener en cuenta la posición el asiento. Casi en ángulo recto, nunca demasiado inclinado, ya que esta posición favorece la aparición del “efecto submarino” o facilita que el cinturón produzca un estrangulamiento en caso de accidente. Nunca sitúe los pies en el salpicadero.
  6. Accidente: cambie el cinturón cuando sufra un golpe, porque el trenzado del mismo habrá perdido su eficacia e, incluso, puede haber roturas en los sistemas de anclaje.

YonderAuto es cercanía, calidad, efectividad, transparencia y confianza. Nos mueve la pasión por los coches y junto con los talleres y concesionarios formamos un equipo que quiere ayudarte. Allí donde te encuentres YonderAuto estará cerca de ti porque nuestro objetivo es prestar asistencia y solucionar problemas.

Más consejos para un viaje seguro con la familia estas vacaciones

*Imagen Adictos a la Gasolina

Compártela...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone